GALERÍA INTERNACIONAL

El día del fin del mundo (crítica)

Todas las películas que presentan una amenaza inminente para la destrucción de la Tierra o parte de ella, abordan una premisa muy simple: la observación humana frente a su aniquilación total sin que se pueda hacer algo para evitarlo y sólo el instinto de supervivencia será lo único para superar las dificultades que el momento presenta.

Por eso, la presencia en la cartelera de “El día del fin del mundo” (Greenland) viene a recordar ese juego morboso o de catarsis que las personas pueden alimentar en su interior cuando ven un filme de catástrofe.

Esta aventura apocalíptica revela el inminente destino que corre la población mundial cuando un asteroide de grandes proporciones va a impactar en la Tierra aniquilando todo rastro de vida. No obstante, los gobiernos de todo el mundo realizan un sorteo en el cual los afortunados podrán sobrevivir en refugios secretos, decisión que desata un caos a nivel mundial en la que muchos emprenden un peligroso viaje sorteando los más imponentes peligros de la naturaleza.

Esta visión de los guionistas Mitchell LaFortune, Chris Sparling y la del propio director Ric Roman Waugh (Angel Has Fallen, 2019) pretende exponer ciertos resortes emocionales al confrontar a un público frente a la posibilidad de la aniquilación de la humanidad por causa de un asteroide, riesgo que nadie puede negar, y que el cine se ha servido con la cuchara grande para sacar partido de esto.

Ejemplos recientes se pueden ver en “La falla de San Andres” (Brad Peyton, 2015), “Geostorm” (Dean Devlin, Danny Cannon, 2017) o “The Wave” (Roar Uthaug, 2016), cintas que han absorbido los componentes esenciales del cine de catástrofes y que este filme ha tenido que valerse de ello.

La diferencia es que “Greenland” se apoya en unos efectos visuales que renueva la capacidad de vivir a un nuevo nivel los embates circenses que ofrece esta película en sus momentos de mayor dramatismo.

Aunque va por camino trillado su estructura y ejecución la hace ser una cinta entretenida pues su base dramática se apuntala en la acción personal, en esa familia formada por los personajes John Garrity (Gerard Butter), Allison (Morena Baccarin) y Nathan (Roger Dale Floyd) quienes tienen que enfrentarse a todo este caos, sirviendo de motor esencial para transmitir esa desesperación en las audiencias.

Al final, es una cinta que cumple con todos los componentes del thriller y de una factura técnica aceptable.
Félix Manuel Lora/CINEMA DOMINICANO

Título original: Greenland. Año: 2020. Género: Thriller. País: USA. Dirección: Ric Roman Waugh. Guion: Mitchell LaFortune, Chris Sparling, Ric Roman Waugh. Elenco: Gerard Butler, Morena Baccarin, Roger Dale Floyd, David Denman, Scott Glenn. Duración: 1 hora 59 minutos.

Editor's Rating

Previous post

David Attenborough: Una vida en nuestro planeta (crítica)

Next post

Catástrofes a la vista (Reportaje)

Felix Lora

Felix Lora

Periodista, crítico de cine, catedrático e investigador

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *