0
Publicado 4 julio, 2013 Proveyéndo Felix Lora en NOTICIAS
 
 

Los martes de cine del Centro Cultural Banreservas

El licenciado Rienzi Pared Pérez anima estos ciclos especializados en el Centro Cultural Banreservas. Foto: José Rafael Sosa.

SANTO DOMINGO.- Las proyecciones de cine clásico  de los martes en el Centro Cultural Banreservas,  y que han incluido ciclos de  Sergei  Eisenstein, Charlie Chaplin, David Wark Griffith, Alfred Hitchcock, de cine mexicano e israelí, han creado un público, cuya  presencia creciente ha obligado a operar adicionales, indicó el gerente de Cultura a cargo del funcionamiento de la nueva institución.

El licenciado Juan Fredy Armando manifestó que la proyección este martes de Con las Faldas y a lo Loco, del director judío-norteamericano Billy Wilder, con las actuaciones de Tony Curtis, Jack Lemmon y Marilyn Monroe, constituyó una muestra de que se ha creado un público cada vez más creciente que acude a disfrutar y debatir sobre las cintas presentadas.

El ciclo del director norteamericano-judío Billy Wilder se inició este martes con la proyección de Con las Faldas y a lo loco, ubicada en el número 1 de las comedias norteamericana de acuerdo con el American Film Institute y la número 14 de las 100 mejores películas norteamericanas de todos los tiempos y que  continúa el martes próximo con el drama El Crepúsculo de los Dioses que será proyectada el martes próximo-

La comedia Con las Faldas y a lo Loco fue la producción más premiada y reconocida por los premios Oscar, que le concedieron seis nominaciones, ganando una, y los Globos de Oro, que le dieron cuatro de sus galardones. Las otras  películas de este ciclo son el triller Double Indemnity  (martes 16) y el drama Testigo de Cargo (martes 23).

El nuevo público de varias generaciones  llega los martes a las funciones, incluye escritores, guionistas, estudiantes de cine, directores, historiadores, profesores universitarios, actores, editores de medios sobre cine y otras personas procedentes  provenientes de Estados Unidos Sry Lanka, Haití, Canadá, Cuba, entre otros países.

“Se trata de un público interesado en ver y debatir sobre obras maestras del cine y respecto de las cuales hay pocas posibilidades de verlas en común en funciones no comerciales, por tan solo el placer de ver buen cine” afirma Armando.

Un nuevo público de varias generaciones llega los martes a las funciones, que incluye escritores, guionistas, estudiantes de cine, directores, entre otros. Foto: José Rafael Sosa.

Armando resaltó el papel del coordinador de los martes de cine, el licenciado Rienzi Pared Pérez, quien anima estos ciclos especializados, en colaboración con Johanne Guerrero, encargada de Cine del Centro.

Rienzi dijo que desde la función del Centro Cultural, solicitó trabajar voluntariamente en los martes de cine, aportando las películas  y animando el debate posterior a las proyecciones y que ha sido sorprendente la reacción del público que ha respaldado la actividad, aportando opiniones y conclusiones en un espacio que es de los pocos de este tipo en la ciudad capital. El primero de los ciclos fue con cintas de Chaplin (El chico Luces de la ciudad La quimera del oro y Tiempos modernos y Armas al hombro)  y el segundo fue sobre Sergei  Eisenstein: (El Acorazado Potemkin y La huelga) y el tercero con David Wark Griffith El Nacimiento de una Nación, e Intolerancia.

Posteriormente se proyectó el ciclo de México, coordinado con la embajada de ese país, que trajo al Centro Cultural, cuatro se las mejores producciones: Memorias de un mexicano, Vámonos con Pancho Villa, El Compadre Mendoza y Prisionero 13, mientras que la embajadas de Israel apoyó la proyección de A Simple Vista (Daniel Syrkin), Las medusas (E. Keret y S. Geffen) y Bonjour monsieur Shlomi (Shemi Zarhin) y La Fogata, de Joseph Cedar.
José Rafael Sosa/CINEMA DOMINICANO