GALERÍA INTERNACIONAL

Spencer (crítica)

SANTO DOMINGO.- “Spencer” viene a revitalizar una obsesión por los retratos perturbadores que Pablo Larraín moldea con un estilo quirúrgico y sacramental colocando a la figura en cuestión dentro de un suelo movedizo y asfixiante.

Larraín, cineasta y productor chileno, el cual obtuvo una nominación a los Premios Óscar en 2013 por “No”, así como a los Premios Globo de Oro en 2015 por “El club” y en 2016 por “Neruda”, asume su predilección después de explorar momentos angustiantes de Jacqueline Onasis en “Jackie” (2016), sobre la vida de Jacqueline Kennedy, ahora por otra figura femenina como lo es Diana Frances Spencer.

Este biopic de Lady Di cuenta la historia de un fin de semana crucial a principios de los años 90, cuando la princesa Diana decide que su matrimonio con el príncipe Carlos no estaba funcionando. El drama tiene lugar durante tres días, en una de sus últimas vacaciones de Navidad en la Casa de Windsor en su finca de Sandringham en Norfolk, Inglaterra.

Este espacio de tiempo es que utiliza Larraín para explorar en el interior de Lady Di y encontrar las piezas fundamentales de su desgracia y su inquietud moral dentro de una familia que a su parecer es como una corte de caníbales reales.

Por eso, en su escena inicial se muestra a Diana perdida en la carretera intentando encontrar el camino correcto hacia la finca, es como esa forastera que va a un lugar desconocido e indiferente para ella.

El guion de Steven Knight (Peaky Blinders, 2013) trata de sustentarse en cómo Diana asume su situación y enfrenta lo que, a su parecer, es evitar la humillación dentro del enquistamiento del poder monárquico de la familia real.

Y es precisamente a esa familia que Diana trata de huirle, de alejarse lo más distante posible para alcanzar ser ella misma y no moldeada a imagen y semejanza de ese poder.

La actriz Kristen Stewart (Twilight) hace un empeño mayor para no tanto emular al personaje en cuestión, más bien seguir las directrices marcadas por Larraín para encontrar un equilibrio entre el tormento personal y el desasosiego externo que pudo haber reflejado Diana en ese fin de semana.

Asumiendo gestos, motivos e inflexiones fonéticas, Stewart camina por un espacio laberíntico, como una princesa perdida y suplicando ser salvada; ese mismo estado en que se encuentra su personaje, el cual se rodea de protocolos ancestrales y hasta de una fantasmagoría que la persigue representada por Ana Bolena, la decapitada reina consorte de Inglaterra esposa de Enrique VIII.

Un paralelismo que transfiere la idea del sentimiento de Diana y el entendimiento de lo que le está pasando.

“Spencer” trata más bien de un retrato psicológico que de enfrentamiento a los hechos reales, un guion que está más interesado en ficcionar momentos que hacer un retrato apegado a la verdad.

Puede ser que se haya alcanzado algunos aspectos interesantes, aunque la obra queda a merced de un tedio evidente.
Félix Manuel Lora/CINEMA DOMINICANO

Título original: Spencer. Año: 2021. Género: Drama. País: UK. Dirección: Pablo Larraín. Guion: Steven Knight. Elenco: Kristen Stewart, Jack Farthing, Timothy Spall, Sally Hawkins, Sean Harris. Duración: 1 hora 56 minutos

Impactos: 7

Editor's Rating

El guion de Steven Knight (Peaky Blinders, 2013) trata de sustentarse en cómo Diana asume su situación y enfrenta lo que, a su parecer, es evitar la humillación dentro del enquistamiento del poder monárquico de la familia real.
Previous post

Súper Familia (estreno/20 enero)

Next post

El FCGSD inaugura su 14 edición

Felix Lora

Felix Lora

Periodista, crítico de cine, catedrático e investigador

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.