ARTICULOS

«Caribbean Fantasy», lo que trae el río

Ruddy y Morena son parte de ese Ozama olvidado, de ese brazo de agua dulce con vaho a cañada, deshecho urbano donde todo llega y todo se pierde. Foto: Mackandal

SANTO DOMINGO.-El documental posee una particularidad con su discurso y es que siempre apela a las propias circunstancias de la realidad en que se desarrolla.

Cuando Johanne Gómez Terrero tuvo la idea de aproximar su intención al borde del río Ozama para destacar el gran deterioro ecológico que allí impera, nunca imaginó que dentro de este contexto iba a encontrar otra historia de deterioro, pero personal y humana.

Allí donde el río cose su manto de algas y lilas se encuentra un drama vivencial donde la cámara de Gómez Terrero y todo su equipo la capta con una dimensión portentosa.

Debajo del puente Duarte hay muchas historias. Una de estas es la de Ruddy y Morena. Él es un yolero que transporta obreros de un lado a otro del río. Mientras que Morena es parte de esa conexión sentimental que le ocupa su vida tanto para bien como para mal.

Siendo testigos de esta realidad no queda más remedio que convivir con su trajinar durante los minutos que dura el documental.

Su relación es aceptada por ambos, bajo términos de amantes sin importar los bemoles que de esto se desprenda.

Ruddy y Morena son parte de ese Ozama olvidado, de ese brazo de agua dulce con vaho a cañada, deshecho urbano donde todo llega y todo se pierde.

En su narrativa la realidad de estos dos humanos cobra sentido existencial. Sus palabras recogen un universo de contradicciones y verdades; de rivalidades y tolerancia.

Y es aquí donde el documental asume su compromiso social de señalar realidades que nadie quiere ver o a nadie le interesa hablar.

Gómez asume ese compromiso y lo hace saber a través de su única intención como realizadora. No le cuesta nada romper el discurso afectivo y someterse a los rigores que el mismo hallazgo le ha impuesto.

Sólo con “una cámara en mano y una idea en la cabeza”- como diría Glauber Rocha-, ella se lanza al agua para recuperar la soledad de dos personas y convertirla en un momento único en la pantalla.

De esta marginalidad ha sacado la más extraordinaria historia de amor, de un amor que se fragua en la incertidumbre de no saber qué pasará mañana.

“Caribbean Fantasy” es un documental de alto contenido de crítica social, como esa última imagen que determina su título. Definitivamente, un discurso como poco he encontrado en el cinema criollo nuestro.
Félix Manuel Lora/CINEMA DOMINICANO

 

Previous post

Caribbean Cinemas abre Paseo del Cine Dominicano y Salas VIP

Next post

CUENTAS POR COBRAR, 2016

cinemadominicano

cinemadominicano

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *