0
Publicado 27 noviembre, 2017 Proveyéndo Felix Lora en NOTICIAS
 
 

Película “Cocote” sigue cultivando premios internacionales

 

Este drama antropológico dirigido por Nelson Carlo de los Santos sigue cosechando premios internacional. Foto: Fuente externa

SANTO DOMINGO. “Cocote”, drama antropológico dirigido por Nelson Carlo de los Santos, ganó el sábado cuatro premios en festivales internacionales en Argentina, Brasil y Portugal, informó el productor de la cinta, Fernando Santos Díaz.

Santos Díaz indicó en un parte para los medios de comunicación, que “Cocote” ganó como película la Competencia Latinoamericana Oficial en el Festival Internacional de Cine y el premio Feisal, en Festival de Mar del Plata a mejor director.

La motivación del premio Feisal, de Mar del Plata, dice: “Por la manera como se utilizan los diferentes medios y recursos visuales para integrar cuestiones religiosas y sociales de forma eficiente y original, el Jurado de la Muestra Competitiva de Largometraje, concede el premio de mejor dirección a la película Cocote, de Nelson Carlo de Los Santos Arias”.

La cinta también obtuvo el sábado el premio al mejor director en el Festival Internacional Pachamama Cine Frontera, de Brasil, y el especial de jurado en el Festival Internacional de Cine de Lisboa Sitra, presidido por el cineasta canadiense David Cronenberg.

El reparto lo conforman Vicente Santos, Judith Rodríguez, Yuberbi de la Rosa, Pedro Sierra, Isabel Spencer y José Miguel Fernández. La película fue producida por Fernando Santos Díaz y Lukas V. Rinner, con la coproducción de Argentina, Alemania y Qatar.

El film había ganado como selección oficial en el Festival Internacional de Cine de Panamá, en el cual el premio era llevar la cinta al Mercado del Filme del Festival 70 de Cannes, como al efecto fue llevada junto a su director) y en agosto, ganó Leopardo de Oro del Festival 70 de Locarno, considerado uno de los eventos de primer nivel en el mundo, concluye el comunicado de prensa.

La historia
Alberto, un jardinero evangélico, regresa a su pueblo natal para asistir al entierro de su padre asesinado por un hombre influyente. Para despedir al muerto, se verá obligado a participar en cultos religiosos contrarios a sus creencias y voluntad.

Fuente: Diario Libre