GALERÍA INTERNACIONAL

Thor: Amor y Trueno (crítica)

SANTO DOMINGO.- Sin lugar a dudas el director Taika Waititi ha sabido captar la visión que el productor Kevin Feige ha diseñado para el universo de Marvel Studios: llevar las historias hacia un plano más hiperbolizado y que cuente con mejores recursos narrativos.

La máxima experimentación de este director ha sido Thor desde que lo tomara en Thor: Ragnarok (2017), a quien le ha configurado un tono más cómico, vulnerable y bonachón que sin reconstruirlo, le ha dado nuevas dimensiones a su perfil y actitud.

En esta nueva aventura, el Dios del Trueno (Chris Hemsworth) emprende una misión de luchar contra un asesino galáctico conocido como Gorr el Carnicero de Dioses (Christian Bale), que busca la extinción de los dioses.

Esto lo lleva a encontrarse nuevamente con Jane Foster (Natalie Portman) su antigua compañera sentimental que también ha podido congeniar ciertos poderes provenientes del martillo de Thor dejado en la Tierra.

Jane adquiere cierto protagonismo junto a Thor planteando el equilibrio del discurso igualitario de los aportes que el género femenino puede hacer dentro de una misión superior a sus propios planes.

No obstante, el problema de esta historia es que se queda atascada por los mismos recursos que la pretenden hacer dinámica, pues sus cerrados escenarios y sus efectos especiales deficientes la limitan a un simple relato sin fuerza dramática.

La historia no se concentra en su propio objetivo y divaga por las múltiples razones que la justifican como un producto de masa y sin ponderar cuestiones más fundamentales como la simbología del poder y la justicia.

Otro problema, que también ha llamado la atención, son sus referencias a temas sexuales presentes como la desnudez de Chris Hemsworth o los relatos de Zeus (Russell Crowe) sobre sus orgías en el parnaso donde habita.

A parte de los temas de agenda de representación sexual que dentro del Universo Cinematográfico de Marvel quieren mostrar como forma de que el amplio público pudiera verse representado en esta gran franquicia.

Por ejemplo, y así se ha señalado en algunas otras reseñas, como el personaje alienígena llamado Korg que menciona la existencia de dos papás, la diosa bisexual, el niño asgardiano que insiste en usar un nombre neutral en cuanto al género o la tensión romántica gay entre Thor y Star-Lord como una forma evidente de satirizar los mismos personajes.

Estas cuestiones de su discurso revelan las apetencias de una industria para sacar a relucir ciertos temas puntuales mezclándola con una aventura que es consumida por una gran parte de la población. Esto define la intención de una historia que dentro de su ligereza argumental existen otros propósitos que son parte de un objetivo que se prolongará por muchas películas más.
Félix Manuel Lora/CINEMA DOMINICANO

Título original: Thor: Love and Thunder. Año: 2022. Género: Fantástico. País: USA. Dirección: Taika Waititi . Guion: Taika Waititi, Jennifer Kaytin Robinson. Historia: Taika Waititi. Cómic: Stan Lee, Jason Aaron. Elenco: Chris Hemsworth, Natalie Portman, Christian Bale, Tessa Thompson, Chris Pratt. Duración: 2 horas 5 minutos

Impactos: 7

Editor's Rating

El problema de esta historia es que se queda atascada por los mismos recursos que la pretenden hacer dinámica, pues sus cerrados escenarios y sus efectos especiales deficientes la limitan a un simple relato sin fuerza dramática.
Previous post

“Una Película Sobre Parejas” en el Open Doors de Locarno

Next post

El teléfono negro (estreno/21 julio)

Felix Lora

Felix Lora

Periodista, crítico de cine, catedrático e investigador

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.