ARTICULOS

«Ovni», viaje estrellado

El presente filme no oculta, y esto valida la intención de su realizador, hacer burdas alusiones a otros filmes del género. Foto: Bonter Media Group.

SANTO DOMINGO.- La ciencia ficción, dentro del cine local, ha sido un género tratado de manera tímida y poco convincente. A excepción de “Despertar” (José María Cabral, 2014) o “Biodegradable” (Juan Basanta, 2013) aunque no es propiamente del género, roza ciertas esquinas, tenemos los conatos de “Arrobá” (José María Cabral, 2013), “Melocotones” (Héctor Valdez, 2017) y ahora “Ovni” de Raúl Marchand.

El presente filme no oculta, y esto valida la intención de su realizador, hacer burdas alusiones a otros filmes del género que han estado acompañadas de buenas historias, lo cual no es este caso.

Raúl Marchand Sánchez, realizador puertorriqueño que muy bien había encajado con un buen filme titulado “Broche de oro” (2012), se propone realizar una especie de pastiche fílmico de filmes como “Encuentro cercano del tercer tipo” (Steven Spielberg, 1977), “E.T.” (Steven Spielberg, 1982) o “Starman” (John Carpenter, 1984).

Todas estas alusiones son aderezadas por un compendio de humor que no cumplen a cabalidad su objetivo y se queda en un estrato de simulación.

Su idea principal recae en la llegada al país de dos seres extraterrestres que se presentan dentro de una zona rural de la República Dominicana. Uno de estos, el llamado “Uno” conoce a Cosmo, un expiloto de la Fuerza Aérea Dominicana, quien piensa que este es su primo hermano.

Esta llegada cambia el panorama de un conjunto de personajes que vive en esa zona, pero también trae la curiosidad de un militar de la Fuerza Aérea que tiene otros planes para estos visitantes alienígenas.

Esta comedia se bambolea en un burlesco panorama proponiendo distintos personajes como los nerds, el borracho con compasión, la niña autista, el enamorado de la tercera edad y otros que complementan el cuadro, como el propio Christian Álvarez (Uno), que no logra adaptarse bien a su personaje y recurre a estereotipos establecidos. Y Fausto Rojas y Brian Payano Parra como los nerds aficionados a la astronomía, implementan, aunque sin establecer gran original, un buen equilibrio cómico a la trama.

Recayendo gran parte de la responsabilidad en el actor Tony Pascual (Pachulí), este hace muy seriamente su trabajo como Cosmo, quien le otorga distintos matices creíbles y funcionales a su personaje.

No hay que buscar mucho en esta comedia revestida de imitación circunstancial la cual no deja más espacio para su análisis.

Previous post

El Festival de Cine Global Dominicano entra a la FIAPF

Next post

Fernando Báez anuncia estreno de "Misión Estrella"

cinemadominicano

cinemadominicano

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *