ARTICULOS

«Nana», los hijos de los otros

Es la historia de Leidy, Fina y Clara también madres que dejan a sus hijos con sus familiares para cuidar los hijos de los otros. Foto: Tatiana Fernández.

SANTO DOMINGO.- El documental dominicano, quizás, goza en estos momentos de su mejor etapa. Esto es dado por la voluntad de una nueva generación de realizadores que han asumido su compromiso por revelar historias humanas a través de la óptica de su lente.

Tatiana Fernández Geara puede enmarcarse entre esos realizadores jóvenes que interpretan el medio y el género como una forma de hurgar en historias personales cargadas de intencionalidad dramática expresa.

Tatiana es fotógrafa de profesión y que, luego de años como diseñadora gráfica en el mundo de la comunicación publicitaria, viaja a Estados Unidos para estudios de maestría formándose como fotoperiodista en la Universidad de Missouri. Fue allí donde comenzó a investigar sobre trabajadoras domésticas y a producir “Nana”, como proyecto de tesis.

Hoy su trabajo en una realidad fílmica que se concentra en definir un buen perfil dentro del documentalismo dominicano.

“Nana” asume su compromiso formal dentro de un contexto de las trabajadoras domésticas cuyas vidas están dedicadas al cuidado de los infantes, hijos de la clase media que comparten su desarrollo psicológico y emocional con estas mujeres.

Es la historia de Leidy, Fina y Clara también madres que dejan a sus hijos con sus familiares para cuidar los hijos de los otros. Un complejo vínculo laboral-emocional que dentro del documental se revela como un tema transversal a las historias de ellas.

La documentalista tiene sumo cuidado al momento de abordar el tema, sin crear falsos contextos, su cámara se posiciona en un lugar que no molesta su escenario. Sólo deja que ella misma se convierta en una pieza más dentro del drama que se retrata.

Pero lo más interesante es como se va profundizando en los testimonios y en las verdades emocionales que se expresan. La identificación del espectador con lo relatado va teniendo sentido en la medida que estas mujeres auscultan sus vidas y la naturaleza de su trabajo.

Tatiana Fernández ha creado un producto audiovisual importante para el género en el cine criollo, una obra que se convierte en una referencia para futuros trabajos dentro del campo.
Félix Manuel Lora/CINEMA DOMINICANO

 

Previous post

El hijo de Saul (12 Mayo)

Next post

"La familia Reyna" adquiere reconocimiento internacional

cinemadominicano

cinemadominicano

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *