GALERÍA INTERNACIONAL

Bacurau (crítica)

La cinta brasileña “Bacurau” irrumpió en la cita del festival de Cannes como un torbellino lleno de relecturas políticas, dejando en la audiencia un sabor a sangre en la boca y haciéndoles pensar qué era lo que estaban apreciando.

Así de desfachatada, inteligente, atrevida y lisérgica es la propuesta que hacen los realizadores Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles que, en el caso de Mendonça Filho, ya había impresionado con su filme “Aquarius” (2016).

La historia de “Bacurau” es ubicada en un futuro cercano, un pueblo que llora la muerte de su matriarca Carmelita, que falleció a los 94 años. Su muerte traerá de vuelta a unos que ya se habían ido a otro punto de ese Brasil gigantesco donde las distancias son meras conclusiones de lo cercano que se puede estar sin perder el sentido de pertenencia o de arraigo.

Días después de la muerte de Carmelita, los habitantes se dan cuenta de que el pueblo está siendo borrado del mapa, sin tener alguna explicación interpretan que algo extraño se acerca, por lo cual se preparan para lo peor, con sustancias alucinógenas incluidas, para enfrentar a un extraño enemigo foráneo.

Mendonça y Dornelles se adosan al cine de terror, a la sangre que puede brotar en cada escena, al mejor estilo de Carpenter o las andaduras de western, para concebir un horror como una adecuada herramienta para las metáforas ácidas, cortantes y amargas.

Metáforas que permitan establecer un panorama para reflexionar lo que ha sido la historia de América Latina y, en este caso, Brasil que tiene en su historia social de relatos muchos saqueos, robos y tiranía orquestadas por las grandes potencias.

El juego que establecen define un tono sarcástico y crudo de la propia realidad que viven muchos pueblos latinoamericanos. El pueblo de Bacurau, al sur de Brasil, es una parábola que trata de interpretar todo esto, en la que sus habitantes, con pinceladas de realismo mágico, enfrentan al mal, a ese mal que siempre está al acecho, devorando todo vestigio social y de identidad ancestral.

Este cruce de género que posee “Bacurau” es lo que mejor define su propósito la cual no rehúye a las mejores intenciones de provocar en el espectador un ánimo de rebeldía y sorpresa.

El personaje que hace el actor alemán Udo Kier (quien le encanta las películas de terror, y tiene una afición particular por interpretar personajes vampiros), representa esa maldad que se posa en cualquier estrato para socavar los cimientos de la cultura y la herencia.

Mientras que el personaje de Sonia Braga (otrora símbolo sexual del cine latino) constituye la forma orgánica de esos personajes latinoamericanos que protegen la tradición arraigada y mestiza.

Este singular relato distópico refleja la fuerza del cine latinoamericano de explorar sus propios temas, tomando prestado referencias extranjeras, pero adaptándolas a la mecánica narrativa de su propio cine.
Félix Manuel Lora/CINEMA DOMINICANO

Título original: Bacurau. Año: 2019. Género: Thriller. País: Brasil. Dirección: Kleber Mendonça Filho, Juliano Dornelles. Guion: Kleber Mendonça Filho, Juliano Dornelles. Elenco: Udo Kier, Sônia Braga, Jonny Mars, Chris Doubek, Karine Teles, Alli Willow. Duración: 2 horas 12 minutos.

Editor's Rating

Previous post

Bacurau (Estreno/18 febrero)

Next post

Gremio de artistas haitianos en RD condenan secuestro de dominicanos en Haití

Felix Lora

Felix Lora

Periodista, crítico de cine, catedrático e investigador

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *