ARTICULOS

“Allen Report”, voces, esclavos y un recuento de liberación

Este documental es la historia de todos y todas, manifestado dentro de un lenguaje cinematográfico que coloca el mismo documento dentro de un espacio de gran nivel de calidad. Foto: Fuente externa

SANTO DOMINGO.- No es de dudar que el documental en República Dominicana va por buen camino. Varias de las producciones de este género han manifestado la voluntad de hacer un trabajo profesional y con gran rigor.

Alanna Lockward es periodista, bailarina, curadora de arte y escritora. Ahora, tomando las riendas del documentalismo, era de esperarse un trabajo audiovisual tan riguroso como lo ha sido siempre su actividad profesional.

“Allen Report” hay que verlo, observarlo, apreciarlo desde su posición como investigación antropológica, si se puede decir, y como documento audiovisual que se revela como un magnífico recuento del legado de la Iglesia Africana Metodista Episcopal (AME) en la República Dominicana, Haití y Namibia, teniendo como su lugar de origen los Estados Unidos.

Para la construcción de su narrativa, Alanna recorrió estos lugares como, detectando un lazo común, una trayectoria que alcanza a descubrir los orígenes de ese legado de liberación espiritual y material.

Este documental es la historia de todos y todas, que toca directamente a su realizadora por su abuelo George Augustus Lockward Stamers, manifestado dentro de un lenguaje cinematográfico que coloca el mismo documento dentro de un espacio de gran nivel de calidad.

Es indudable que la fotografía de Peyi Guzmán y de otras adicionales de Lanchel Brutus, William Córdova, Alanna Lockward, Tatiana Magloire, ofrecen una óptica visual que concatena todo su discurso narrativo audiovisual por la corriente de los mejores estilos de documentales.

Otro elemento que le confiere un peso indiscutible a su discurso son las voces que allí externan sus testimonios y narraciones, personalidades que hablan y describen esas luchas contra la esclavización siendo República Dominicana, Haití, Namibia y Estados Unidos partes integrantes en este proceso.

Pero el documental deja establecido un primer escalón para proseguir en su búsqueda de descubrimiento de esta compleja evolución del metodismo episcopal de Betel, donde expertos deberán reconstruir, a partir del descubrimiento de archivos, esta historia.

Un aplauso para Alanna Lockward por fijarse en esas historias perdidas, en rescatar legados históricos que todos deben conocer. Realmente un trabajo excepcional.
Félix Manuel Lora/CINEMA DOMINICANO

 

Impactos: 0

Previous post

“Tubérculo Gourmet”, ahora Presidente

Next post

Muestra de cine israelí en Funglode

cinemadominicano

cinemadominicano

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *