0
Publicado 29 diciembre, 2017 Proveyéndo Felix Lora en ARTICULOS
 
 

“Luís”, de padre a hijo

Archie López busca la mejor manera de construir un relato con tintes de moraleja y reflexión para indicar las contradicciones que se pueden presentar en la relación paterno filial. Foto: Panamericana Producciones.

SANTO DOMINGO.- Archie López, responsable de algunos de los mayores éxitos de la comedia del cine dominicano con títulos como “Cristiano de la secreta” (2009), “Lotoman” (2011) o “Tubérculo Gourmet” (2015), viene ahora en el tono del drama para justificar una historia que intenta hablar de las complejidades de la juventud.

La experiencia fílmica de López le ha querido señalar que también puede girar hacia el drama sin crear complicaciones argumentales, tan solo le permite explorar un universo que poco ha sido abordado en el cine local.

El relato de “Luís” se avoca a presentar cómo los rasgos de los jóvenes pueden marcar implicaciones a través de los hechos que se cometen, siendo estos los que ayudan a corregir errores de comportamiento en un momento determinado.

Este  filme, en un principio, se enfoca en la figura del Coronel Rosario quien es un ejemplar y heroico policía. Este prestigio también traspasa la figura paterna que muestra dentro del seno de su familia quien la ha levantado con moral y disciplina.

La relación con uno de sus hijos, Luís, es muy cercana por lo cual siempre está atento a sus pasos dentro de su diario vivir. Pero, cuando este es encontrado por la policía con posesión de sustancia controlada, el delicado balance entre padre y policía se pone a prueba.

De esta manera, López busca la mejor manera de construir un relato con tintes de moraleja y reflexión para indicar las contradicciones que se pueden presentar en la relación paterno filial. Para esto encuentra las razones que justifiquen una historia que surca por las experiencias que cualquier padre puede vivir con sus hijos.

En cuanto a su apoyo actoral encuentra en el también director y actor Alfonso Rodríguez un anclaje convincente que le da fuerza al relato desde la perspectiva del padre y policía. Contrario a las labores que hacen Cheddy García (aunque ya ha explorado el drama), Miguel Céspedes y Raymond Pozo quienes se muestran un poco fuera de lugar. Mientras que las actuaciones de los jóvenes Axel Mansilla, Sergio Echenique y Alexander Rodríguez conjugan la espontaneidad de la juventud contemporánea.

En este caso asumo que la visual del filme (que también explora el contexto carcelario con rigurosidad estética) y el comportamiento de los personajes de los jóvenes servirán, en un futuro análisis crítico, para establecer cuál era el tipo de vocablo, comportamiento y estilo de vida de una juventud de clase media del presente tiempo.

“Luís” es un filme que asumo tiene mucho sentido para la filmografía de Archie López por la base de los hechos reales que se narran en la misma. En este caso su ejercicio es válido para el propio crecimiento de este cineasta y en la aportación de un discurso de reflexión moral y ética en el cine local.
Félix Manuel Lora/CINEMA DOMINICANO