0
Publicado 17 febrero, 2019 Proveyéndo Felix Lora en ARTICULOS
 
 

“Gilbert, héroe de dos pueblos”, figura reivindicada

“Gilbert, héroe de dos pueblos”, con una técnica narrativa mixta, combina la dramatización con los datos sobre su vida y las entrevistas a expertos. Foto: SeñalesTV

SANTO DOMINGO.- El documental dominicano ha sido siempre fiel en el aspecto de destacar figuras relevantes de la historia contemporánea del país. Para esto, cada realizador ha aportado su visión e interés por mostrar las contribuciones de ciertos hombres y mujeres que son ejemplos en cada una de las ramas en que se desempeñaron en la vida.

De los tantos hombres y mujeres que han sido visibilizados dentro del panorama del documental histórico en el país, la vida del patriota dominicano Gregorio Urbano Gilbert, quien luchó contra las invasiones militares de los Estados Unidos en República Dominicana y en Nicaragua, era una de esas piezas faltantes dentro del catálogo fílmico nacional.

“Gilbert, héroe de dos pueblos”, con una técnica narrativa mixta, pues combina la dramatización con los datos sobre su vida y las entrevistas a expertos, se construye sobre esta base, importantizando las recreaciones históricas de esta figura en la interpretación del Gilbert joven, encarnado por Ramón Emilio Candelario y del Gilbert adulto por Teo Terrero.

Con Terrero se sirve para ser parte de la voz narradora, de ese narrador en primera persona que se ubica en sus recuerdos para definir y justificar su modo de proceder en cada uno de los eventos en que participó. Con Emilio Candelario se recrea a un Gilbert joven, arriesgado y comprometido con las causas que él mismo abrazó y que estuvo dispuesto a morir.

Este trabajo trata de mostrar aquellos episodios de su vida que fueron importantes como su decisión de enfrentar, armado de un revólver, a un grupo de soldados de la intervención militar norteamericana de 1916 en San Pedro de Macorís, su integración a los grupos de resistencia, el encarcelamiento y torturas que soportó y la participación de la guerrilla en Nicaragua para integrarse en el ejército de Augusto Cesar Sandino, eventos que lo señalan como un hombre de fuerza histórica.

Esta, quizás, sean las partes más importantes del trabajo y las adecuadas decisiones de su director Pavel López y su guionista Euri Cabral, quien basó este texto documental en el libro que escribiera el propio Urbano Gilbert.

Las demás partes, como las entrevistas a los expertos, reduce su contenido y estructura al lenguaje televisivo y que solo se revitaliza en la parte de la recreación histórica cuya fuente investigativa se presenta de manera adecuada intentando conciliar la propuesta discursiva audiovisual con los aportes de las gráficas, iconografías y demás documentos presentados.

Aunque pudo haber mejorado en las lecturas de los documentos y cartas, lo cuales ralentizan la narración de la voz en off, el documental, al final, sucumbe a la admiración por un personaje el cual convierte este trabajo en una propuesta de reivindicación de su peso histórico y en una campaña para enaltecer su figura.
Félix Manuel Lora/CINEMA DOMINICANO